0
0 Carrito (vacío)
Boquilla "St Honoré" - STADTER

Boquilla "St Honoré" - STADTER

4,95 € con IVA

Boquilla "St Honoré" - STADTER -  Ø 18mm

Referencia
213241
Producto disponible

Boquilla "St Honoré" - STADTER -  Ø 18mm

Boquilla para decorar "St Honoré" - STADTER

Motivo: "St. Honoré"

Material: acero inox

Apto para lavavajillas.

 

Embalaje: por unidad

Calidad STADTER - Alemania

 

 

¿Qué es el pastel "Saint Honoré"?

 La historia de un "clasico" de la cocina francesa

Según la leyenda, el famoso pastel nació en 1847 en la Maison Chiboust (al igual que la crema del mismo nombre). El pastelero  Chiboust se habría inspirado en un postre bordelés: el "flan suizo". Entonces habría llamado su creación del nombre de la calle en la que se estableció su negocio: rue Saint-Honoré en París. Al mismo tiempo, rindió homenaje al Santo Patrón de los panaderos: St-Honoré.

 La receta original y sus variaciones

Originalmente, el artesano de Chiboust simplemente había llenado una brioche parisina con crema pastelera de vainilla. Unos años más tarde, Auguste Jullien, aprendiz en la casa Chiboust, reelaborará la receta para darle sus letras de nobleza y su forma actual. Tuvo la idea de utilizar una base de masa quebrada (u hojaldre) como base para colocar "petits choux" rellenos con crema chiboust (crema pastelera + merengue italiano). A continuación, los "petits-choux" (8 en la receta tradicional) se fijan con caramelo alrededor del borde de la base de la masa. A continuación, el centro se adorna con crema pastelera cubierta de nata montada o con una crema chiboust. Se utiliza la famosa boquilla "St Honoré", que va dar el diseño tan característicos de la tarta.

Hoy en día, la receta sigue evolucionando. La crema a menudo se reemplaza por crema montada de vainilla o una crema ganache de chocolate. 

 

¿Cómo conservar el Saint-Honoré?

Los pasteles a base de crema como St-Honoré se conservan muy mal y no toleran bien el refrigerador. El fondo de la masa y los "petits choux" (leonesas)  se empaparán con la humedad contenida en la crema y perderán toda su textura crujiente. Lo mejor es comerlos muy rápido, el mismo día de preparación o compra. En cualquier caso, estos postres a base de nata no deben conservarse en frío más de un día.

Referencias

ean13
4018598213241
Comentarios (1)
Calificación